Muchas veces tendemos a hacer el mismo tipo de actividad: lunes y miércoles salgo a correr, martes y jueves hago pesas, viernes piscina y domingo salgo con la bici. Al igual que es importante realizar variedad de movimientos, también lo es guardar al menos un día a la semana (o máximo cada dos) para hacer cosas que “sorprendan” a tu cuerpo: movimientos a los que no estás acostumbrado.

Normalmente, uno comienza a realizar una rutina de ejercicios que le van muy bien pero llega un momento donde parece que te “estancas” y ya no hay progreso. Esto es porque tu cuerpo está acostumbrado a este tipo de estímulo y necesita ser expuesto a algo nuevo para continuar progresando.

¿Qué te recomiendo?

1/ Aumenta la intensidad de lo que estás haciendo. Sube un puntito más. Asegúrate de que estás sudando (casi) como al principio.

2/ Cuidado con la báscula y ten paciencia. Hay veces que el número en báscula no decrece pero la ropa te sienta mucho mejor. Esto es porque estás creando músculo y poco a poco eliminando grasa. No te agobies si no ves resultados inmediatamente. Dale un mínimo de 4-6 semanas.

3/ Sorprende a tu cuerpo. Cambia tus entrenos cada par de semanas. No permitas que tus músculos se adapten a la misma rutina.

4/ Cuida tu alimentación. Dale a tu máquina el combustible que necesita. Olvida las golosinas y dulces que carecen de nutrientes de calidad.

5/ Que tu objetivo sea hacer ejercicio cada día. Al final siempre surgen compromisos: ponte el objetivo de sudar cada día, y ey, si alguna semana consigues hacer los 7 días, ¡enhorabuena!

Entonces, ¿cómo puedo seguir retándome y sorprendiendo a mi cuerpo? Intenta cambiar de actividad todo lo posible: salir de senderismo, pilates, elíptica, ejercicios de fuerza resistencia, escalar, salir a andar con una amiga, nadar, ejercicios de fuerza en la arena, salir a correr y hacer cambios de ritmo, ir a classes de fitness en grupo, bailar, yoga, acroyoga, pesas, spinning, o cualquier otro tipo de movimiento.

Lo importante es permitir descansar grupos musculares de un día para otro para no sobrecargar la musculatura. Al hacer ejercicio, creamos micro-lesiones en los músculos, que al repararse se fortalecen. Por ello, permite que haya descanso activo.

Siempre te recomendamos que para progresas de forma adecuada cuentes con nuestros entrenadores personales en Madrid, que te aseguran conseguir los resultados buscados.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies